Consejos financieros

¡Dirige la nueva película de tus finanzas personales!

En toda película hay un director y unos personajes que le dan vida a la historia, lo mismo ocurre en las finanzas personales, en donde los detalles suman para que el resultado final sea una realidad fiel copia de lo que se imaginó. Hagamos juntos un recorrido por los diferentes elementos para tu nueva película:

El Director

Ese eres tú y ahí vale mucho reflexionar sobre cuál es la historia que te estás contando ahora y cuál quieres crear para tu mañana. ¿Qué genero te gustaría que fuese? Terror, drama o, por el contrario, una trama de aventura, valentía, diversión y batallas ganadas… Si la película actual no te gusta, es simple, cuenta otra historia, una que te lleve a los resultados que buscas.

No dejes por fuera a los personajes, ellos le darán vida a la historia, revisemos detalladamente cuáles no pueden faltar.

Tus Ingresos

Aunque para muchos es muy importante, en las finanzas personales es tan solo un número, lo realmente relevante es la relación que hay entre el dinero que recibes y tus gastos.

Normalmente se percibe que los gastos son los villanos, y los ingresos son las víctimas que nunca logran superar las expectativas, nunca son suficientes. En este caso puntal, el director debe darle un giro a la historia diseñando un presupuesto; la experiencia ha demostrado que cuando una persona pone atención a sus finanzas, logra reducir los gastos como mínimo en un 20%. Con un toque de creatividad y planeación, podrás estudiar todas las alternativas para empezar a obtener bienes o servicios que te faciliten la tarea.

Recuerda que, los ingresos en la economía tradicional se entienden como el intercambio de Tiempo por Dinero, tiempo que, invertido acertadamente, puede traerte ganancias económicas y emocionales.

El Ahorro

Llegó la hora de hablar del gran protagonista de tu película, del que permite transformar tu vida financiera; pero recuerda, esto es un acto de autoestima y amor propio. Cada vez que recibes dinero, debes pagarte por tu esfuerzo y dedicación, lo que implicaría ahorrar, como mínimo, entre el 10% y el 15% del saldo recibido antes de hacer cualquier otro movimiento financiero.

Este ahorro es para invertir en el futuro, para construir patrimonio, adicionalmente hace que tengas menos dinero a la mano, así que estarás también controlando tus gastos.

La Mente Inversionista

¡Los buenos hábitos siempre te llevarán a aprender más! El siguiente paso en el camino es desarrollar el pensamiento de un inversionista, como Director de la película, requieres conocimientos, herramientas y estrategias, para que de acuerdo a tu experiencia, talentos y pasiones, como lo recomienda Mihaly Csikszentmihalyi[1], puedas construir tu plan.

Ingresos Residuales o Pasivos

Son aquellos que se reciben de forma continua a través del tiempo luego  de haber realizado, una  única vez, un proyecto o inversión. Por ejemplo, la renta de un apartamento, los rendimientos por títulos valor, utilidades por la tenencia de una franquicia, etc.

La seguridad financiera empieza a ser una realidad cuando esta forma de ingresos está presente en tu vida financiera.

¡Reinvierte, reinvierte, reinvierte!

Cuando tus inversiones empiezan a dar resultados y recibes ganancias adicionales siempre hay dos alternativas, tomarlas como ingresos y aumentar tu nivel de vida y gastos, o seguir construyendo tu plan mediante la reinversión.

Gana el Oscar al mejor Director de finanzas personales incluyendo estos personajes en tu película, busca convertirte en un mejor Director día a día; controlando el gasto y aumentando el ahorro es como los ingresos dejan de ser tan solo un número, para convertirse en tu patrimonio.

Recuerda convertir las buenas prácticas financieras en hábitos, enfocándote en la meta planteada y, eso sí, manteniéndote constante durante el proceso.

[1] Csikszentmihalyi, Mihaly. “Fluir en los negocios”. Editorial Kairos. 2003