Consejos financieros

Consejos financieros para jóvenes

Lo más común es que cuando eres joven no te preocupes o pienses mucho en tu futuro financiero. Sin embargo, un error o mala decisión durante esta época puede llegar a convertirse en un dolor de cabeza en tu vida adulta.

En Financiera Progressa somos los aliados de tus proyectos de vida y tus finanzas personales, por eso te traemos estos consejos para que empieces a cuidar tu dinero desde tu juventud.

  1. Empieza a ahorrar.

En la juventud  empiezas  a tener tus propios gastos e ingresos, por lo que adquirir el hábito de ahorrar es indispensable. Organiza tu presupuesto semanal o mensualmente y deja siempre un porcentaje para el ahorro.

Entre más joven empieces a ahorrar menos dolores de cabeza por problemas financieros tendrás en tu vida adulta.

  1. Ten cuidado con las tarjetas de crédito.

Es muy común que en tus años de juventud varias entidades financieras te ofrezcan tarjetas de crédito motivándote a iniciar tu vida crediticia, factor que es muy importante y que será clave en tu vida adulta cuando quieras solicitar créditos para comprar tu carro, casa, estudiar, etc.

Sin embargo, hay que ser muy responsable con los gastos que se asumen con estas, pues al ser nuestra primera tarjeta podemos llegar a pecar por exceso de uso, colgarnos en los pagos, diferir las compras a demasiadas cuotas, entre otros factores que pueden llegar a afectar nuestra vida crediticia más adelante.

  1. Establece metas personales.

Tener un objetivo claro te ayudará a organizar mejor las actividades  que debes seguir para alcanzarlo.

Fíjate una meta en todos  los aspectos de tu vida, tanto personal como financiera, y de esta manera te será más fácil ahorrar, organizar tus créditos, inversiones, etc.

  1. Realiza una planificación financiera.

Esto se resume en ser organizado con tus finanzas.

Establece un presupuesto en el que tengas claros tus ingresos y gastos, de esta manera podrás ver qué dinero estás gastando de más y cuánto puedes ahorrar para inversiones futuras.

  1. Evita los gastos hormiga.

Snacks, recargas de celular, cigarrillos, entre otros, son gastos muy comunes cuando eres joven y que a simple vista pueden parecer insignificantes, pero en realidad  afectan tu bolsillo más de lo que crees.

Trata de minimizar estos gastos al máximo y ahorra. Verás que a final de mes tendrás una cantidad de dinero interesante que puedes invertir en algo que te guste más o te dé más provecho.